SISTEMA BIBLIOTECARIO 

PRESENTACIÓN

La sociedad no es el ente inerte, indiferente que muchos piensan que es. La sociedad, de la que somos parte, sabe qué quiere, adónde va, qué le conviene, qué no; qué le hace daño, qué le hace bien; quién la sirve, quién no.

Y sabe muy bien, porque nos consta y creo que es para orgullo de todos nosotros, que lo más preciado que tiene es la administración de la justicia, que no es salomónica, pero sí muy bien intencionada.

Sabe bien que las tareas de nuestro Tribunal figuran preponderantemente entre los pilares principales del baluarte de la paz social, constituido por todas las instituciones que nunca regatean cumplir cabalmente su responsabilidad.

Es un honor servir en el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, no importa en qué trinchera. Es siempre muy satisfactorio llegar al final –para el que no hay hora– de la jornada de cada día. Esa satisfacción deviene de la conciencia que tenemos, de que nuestra labor es parte del engranaje que se mueve a satisfacción de la sociedad, la que sabe reconocerlo y lo agradece.

Todo lo anterior son las ideas rectoras del desempeño de mis compañeros en la biblioteca especializada del Tribunal Superior de Justicia, en la que se trabaja con profesionalismo y dedicación para estar a la altura de sus antecedentes, que, como se verá más adelante, datan de antes de que el insigne Benito Juárez García presidiera la que hoy es nuestra fuente nutricia.

De allí deriva también el impulso a hacer las cosas lo mejor que podemos, a que todo funcione en sintonía, a tener visión de conjunto y de detalle, a adoptar todo lo que coadyuve a elevar la calidad de nuestras actividades y, consecuentemente, la comunidad vea mayores galas a nuestro Tribunal.

Por ese impulso, quienes servimos en esta biblioteca  estamos empeñados en conocer a fondo su funcionamiento y poder determinar con precisión cómo podría mejorar, y proponerlo a las autoridades, sin soslayar que la problemática que enfrenta el país, fundamentalmente en lo económico, nos obliga a esperar menos recursos materiales y a emplear más la imaginación, a ser innovadores, a no dejar todo a los manuales de archivonomía, biblioteconomía y bibliotecología.

Se define como biblioteca especializada a la que depende de una institución pública, con acervo constituido por cuanto es posible reunir del conocimiento universal propio de la naturaleza de los servicios de la institución.

En el caso del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, no ha sido posible saber cuándo fue instituida su “biblioteca particular”, pero sí que la primera definición de las atribuciones del “bibliotecario-archivero” está en el Reglamento de 26 de octubre de 1881 de la institución, elaborado “conforme a lo dispuesto en el artículo 43 de la Ley de 15 de Septiembre de 1850”, lo que enunciamos textualmente:

CAPITULO  VIII

Del Bibliotecario y archivero del Tribunal.

 

“Art. 60.  Son obligaciones del Bibliotecario-archivero:

“I.-Tener á su cargo y perfectamente ordenada la Biblioteca particular del Tribunal, todos los documentos y expedientes que no se deban remitir al archivo judicial, formando inventario circunstanciado de todo lo que esté á su cargo, cuidando de coleccionar los periódicos, decretos, etc., que se remitan al Tribunal.

“II.-El Bibliotecario se presentará en el lugar de su despacho á las siete y media de la mañana, y no se retirará de él, hasta la una de la tarde, todos los días útiles.

“III.-El Bibliotecario proporcionará á los Magistrados y Jueces los libros que pidieren, de los que existan en la Biblioteca, no permitirá que se extraigan de esta a los que existen; dará aviso al Presidente del Tribunal de los que faltan, y á su juicio son necesarios ó útiles para el despacho del Tribunal ó de los juzgados; cuidará de que los existentes se conserven en buen estado; y procurará que el local de su despacho permanezca aseado.” 

Actualmente, todos los servidores del Tribunal, investigadores y estudiantes que requieren información relativa al conocimiento y aplicación universal del Derecho, tienen acceso a ella en nuestra biblioteca.

La biblioteca del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México está especializada en Derecho, en jurisprudencia, en resumen, según los antecedentes que datan también de la Ley de Septiembre de 1850, cumple su función social y económica al  satisfacer las necesidades de la comunidad para la que fue creada.

ANTECEDENTE

El Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal surge  de la primera Ley Orgánica de los Tribunales del Fuero Común, promulgada en 1837 por Antonio López de Santa Anna. Desde entonces por diversas leyes orgánicas, como la fechada el 15 de septiembre de 1850. De ésta  se desprende –el 26 de octubre de 1881– “El Reglamento del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal”.

En dicho reglamento se mencionan por primera vez disposiciones concernientes a la “Biblioteca Particular del Tribunal”. Desde entonces ha aparecido en forma explícita “La Biblioteca” en todos los instrumentos relativos al funcionamiento de éste Órgano Judicial, y se incluye en el artículo 168 de la Ley vigente.

Actualmente el Tribunal cuenta con dos unidades: la biblioteca “Río de la Plata”, en el número 48, planta baja, en la calle del mismo nombre, y la biblioteca “Obrero Mundial”, ubicada en Nezahualcoyotl número 130 y éstas dependen de la dirección general del Instituto de Estudios Judiciales. La biblioteca cuenta con estantería abierta, es decir que el usuario tiene libre acceso al acervo, para que él mismo busque el material que requiere.

El acervo de la biblioteca del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal es especializado en Derecho. Lo constituyen libros de doctrina, leyes, códigos, diccionarios temáticos, enciclopedias, jurisprudencia, Boletín Judicial y Diario Oficial, y “El Patrimonio Histórico del Tribunal”, formado con obras escritas de los años 1600 a 1950. Está a disposición de historiadores e investigadores.

Por ello, nuestra MISIÓN es aportar la información que requieten los profesionales y estudiosos del Derecho y los responsables  de las decisiones en nuestra Institución, y vincular directamente al usuario con información especializada extramuros, mediante convenios con otras bibliotecas, como es nuestro caso.

El objetivo que perseguimos es que nuestro Sistema Bibliotecario satisfaga plenamente las necesidades de información de los usuarios, de manera oportuna, eficiente y organizada.

COLECCIÓN

CATÁLOGO GENERAL

CATÁLOGO POR MATERIA

PRÉSTAMO DE LIBROS

SERVICIOS DE LA BIBLIOTECA

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN

  •    Carpeta de avisos judiciales
  •    Carpeta de cambio de juzgados
  •    Carpeta de lista de peritos
  •    Carpeta de acuerdos emitidos por el Consejo de la Judicatura de la CDMX
  •    Carpeta de circulares emitidas por el TSJCDMX

DIFUSIÓN

  •    Mesa de novedades
  •    Folleto de nuevas adquisiciones
  •    Consulta vía correo electrónico
  •    Unidad Río de la Plata: [email protected]
  •    Unidad Obrero mundia: [email protected]

DISEMINACIÓN

  •    Asesoría y orientación
  •    Referencia
  •    Investigaciones especiales
  •    Elaboración de referencias bibliográficas

HEMEROTECA

  •    Revistas jurídicas
  •    Síntesis informativa
  •    Consulta de medios impresos de la Ciudad de México

MULTIMEDIA

  •    Equipo de cómputo
  •    Consulta de internet
  •    Catálogo electrónico
  •    CD-Teca jurídica
  •    Lector de microfichas

FONDOS ESPECIALES

  •    Acervo histórico
  •    Tesoro del tribunal
  •    Fondo México

PUBLICACIONES OFICIALES

  •    Boletín Judicial
  •   Microfilmado, de 1964 a 2011
  •   Impreso, del día hasta dos meses atrás
  •   En disco, desde abril 2009 a la fecha
  •    Diario Oficial de la Federación
  •    Gaceta Oficial de la Ciudad de México